1010201_10152228029162779_2852809997248035176_n

“¡Puedes adelgazar si te lo propones!”

Hola queridos lectores de mi humilde blog, hoy quiero contarles lo que he estado haciendo en estos últimos tres meses y medio, que no ha sido otra cosa más que, perder todos los kilos que tenía demás y han sido unos cuantos (17 kilos menos).

1) Porqué lo hago.

En Diciembre de 2013 en un chequeo rutinario de mi salud, la médica me dejó bien claro que iba por muy mal camino con todo el sobrepeso que tenía en esa fecha (106 kilos), el colesterol y los triglicéridos los tenía por las nubes , así mismo me comentó que tenía principios de hígado graso (que no era para alarmarme, pero que lo tuviera en cuenta).

Cuando salí de la consulta suspiré profundo y me dije a mi mismo; -¡Esto tiene que cambiar!.

Decir que mis hábitos alimenticios no eran nada saludable, comía grasas saturadas, azúcares, hidratos de carbonos, carnes rojas, etc.,  a cualquier hora del día sin importarme la cantidad, tan solo deseaba saciar mis “ganas de comer”, además los fines de semana me “hinchaba” a cervezas o cubatas (de ahí que tuviera los triglicéridos por la nubes y el principio de hígado graso), ahora he dejado por completo el alcohol.  Estos eran mis hábitos antes de empezar a adelgazar.

2) Cómo empecé.

Después de la visita a mi médica, decidí cambiar radicalmente mis hábitos, tanto alimenticios como mi sedentarismo ( pasaba muchas horas sentado en mi ordenador). Comencé un domingo 16 de Marzo (fecha clave en mi vida)  caminando 8 kilómetros de manera suave, toda la semana siguiente también camine (entre 8 y 10 kilómetros cada salida).

La verdad que esa semana que empecé me motivé muchísimo ya que perdí casi 2 kilos en tan solo una semana, eso sí, por las noches comencé por cenar muy ligero (verduras, ensaladas, pollo, pescado << en mi Instagram puedes ver algunas fotos de mis cenas>>).

Luego empecé con el  running, al principio tengo que admitir que estuve por dejarlo, ya que me dolían muchísimo las rodillas, pero hablando con expertos en la materia y buscando información por la red, llegué a la conclusión que mis dolores eran porque mis rodillas no estaban acostumbradas a correr y muchos menos con todo el peso que tenía (104 kilos cuando empecé a correr), así que, poco a poco fui incrementando tanto la velocidad ( empecé a 6:30 el kilómetro) como la distancia (comencé entre 5 y 6 kilómetros al principio). Aunque el dolor no cesaba, por lo menos era menos intenso que al principio (todo esto entre el 16 de Marzo y el 16 de Abril).

Luego de ver que si que estaba obteniendo resultados, me apunté en el gimnasio para que  no me quede colgando la piel y así poder tonificar un poco todo el cuerpo. Entonces la rutina que empecé fue la siguiente (el primer y segundo mes) de Lunes a Viernes dos horas en el gimnasio y una hora corriendo y Sábados y Domingos 1 hora solo corriendo. Como pueden ver,  fueron dos meses intensos y muy duros, imposible de seguir por mucho más tiempo este intenso ritmo de ejercicios.

Cuando salía a correr, alguna vez lo hacía en las pistas de atletismo que hay en Guadalajara, y ahí siempre veía a un grupo de personas entrenando, así que decidí preguntar si eran de algún club de atletismo, y así fue como pude dar con Yusef un magnifico atleta que decidió aceptarme para que entrene con ellos <<¡¡Muchas gracias Yus!!>> también tengo que agradecer a todo el grupo por la magnífica acogida que me están brindando, muchas gracias de todo corazón chicos.

Ahora sí podía  elaborar un calendario de entrenamiento para poder conservarlo en el tiempo, ya que no quiero dejar de hacer deporte nunca y la rutina que estaba llevando acabo, me iba acabar cansando y aburriendo, entonces decidí que tres días a la semana entrenaría atletismo y otros tres en el gimnasio, dejando un día libre para que el cuerpo se recupere (este es el calendario que llevo actualmente).

3) Ser constante.

Uno de los retos al que nos tendremos que enfrentar es al de ser constantes con los ejercicios y los nuevos hábitos alimenticios, ya que,  de nada te servirá reventarte a correr o romper los fierros del gimnasio, si te hinchas a comer grasas, hidratos etc.

Para describir de manera metafórica la forma en la que estoy comiendo y haciendo ejercicios, voy  hacer de cuenta que los ejercicios que realizo es un automóvil y lo que como el combustible de dicho automóvil, entonces si un día salgo a rodar mucho, lo que hago es llenar el tanque de combustible a tope, por lo contrario, si voy a rodar poco, procuro echar poca gasolina o incluso andar en reserva (Espero que me hayas entendido).

En todos los blogs y revista de nutrición que leo a menudo, siempre suelen llegar a la misma conclusión; si queremos bajar de peso, hay que tener un déficit de calorías y hacer ejercicios a tope!.

4) Cómo me motivo.

Mi mayor fuente de motivación es sobre todo ver que estoy obteniendo buenos resultados, ya que en tres meses y medio he perdido casi 17 kilos de grasa que tenía acumulada en mi abdomen. A la hora de salir a correr suelo llevar un buen play list de música para motivarme a tope. El hecho de bajar dos tallas de pantalón me ha motivado muchísimo.

Compartir tus resultados en las redes sociales también ayuda a motivarnos mucho, ya que la gente  que te conoce te irá poniendo comentarios halagadores al ver tus resultados. Y quizás uno de los puntos más motivadores es que simplemente te sientes mejor, así de sencillo.

Seguiré ampliando este post mes a mes con todos los resultados que vaya obteniendo, así a parte de motivarme me animaría mucho saber que puedo motivarte para que cambies de hábitos y empieces una nueva vida…. Mientras tanto, podéis echar un vistazo a las zapatillas de running Brooks que hay en oferta en Amazon BuyVip

Compartir

4 Comentarios

  1. Me a encantado leerte y ver lo motivado y satisfecho que estas de tus resultados y tu bien sabes que siendo constante llegaras a tu meta, un saludo campeon.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here