Razones por las cuales Finlandia no utiliza permisos de paternidad

Si eres padre o estás pensando en serlo, seguramente te habrás preguntado alguna vez cuánto tiempo puedes estar con tu bebé recién nacido. En España, por ley, los padres tienen derecho a un permiso de paternidad de 16 semanas, lo que supone un avance en comparación con años anteriores. Sin embargo, no todos los países tienen esta medida implementada. En el caso de Finlandia, sorprendentemente, no existe un permiso de paternidad como tal. ¿Por qué? En este artículo te explicamos las razones detrás de esta situación y cómo funciona el sistema finlandés para la conciliación familiar.

Paternidad sin permisos en Finlandia

En Finlandia, no se utilizan permisos de paternidad como en otros países europeos. Esto se debe a que en Finlandia, los padres tienen derecho a un permiso parental remunerado y flexible que pueden tomar en cualquier momento durante los primeros años de vida del niño.

El permiso parental en Finlandia se divide en dos partes: el permiso maternal y el permiso paternal. La madre tiene derecho a un permiso maternal de 4 meses remunerados antes del parto y 6 meses después del parto, mientras que el padre tiene derecho a un permiso paternal de 6 meses remunerados. Además, los padres pueden compartir el permiso parental restante de 6 meses, lo que les da un total de 12 meses de permiso parental remunerado.

Este enfoque flexible permite a los padres decidir cómo quieren dividir el tiempo de cuidado de su hijo entre ellos. Por ejemplo, un padre puede decidir tomar más tiempo de permiso parental durante el primer año de vida del niño y luego volver al trabajo a tiempo completo, mientras que el otro padre puede optar por tomar más tiempo de permiso parental más tarde en la vida del niño.

Otra razón por la que Finlandia no utiliza permisos de paternidad es porque se cree que los padres deben tener un papel más activo en el cuidado de sus hijos desde el principio. Al tomarse el tiempo para cuidar de sus hijos durante los primeros años de vida, los padres pueden desarrollar un vínculo más cercano con ellos y aprender habilidades valiosas de crianza.

  Situaciones donde se requiere un procurador

En lugar de establecer permisos de paternidad específicos, el país ofrece un permiso parental flexible que permite a los padres decidir cómo quieren dividir el tiempo de cuidado de su hijo entre ellos. Este enfoque ha demostrado ser beneficioso tanto para los padres como para los niños, fomentando una mayor participación de los padres en el cuidado de sus hijos desde el principio.

No hay permisos paternos en Finlandia

¿Sabías que en Finlandia no se utilizan los permisos paternos? Esto puede resultar sorprendente para aquellos que vivimos en otros países, donde la paternidad se considera un derecho que merece ser compensado con días libres.

En Finlandia, sin embargo, la situación es diferente. Los padres no tienen derecho a permisos remunerados por paternidad, aunque pueden solicitar una baja por cuidado de hijos, que se divide entre los padres.

Esta medida puede parecer injusta para algunos, pero tiene una explicación detrás. En Finlandia, el cuidado de los hijos se considera una responsabilidad compartida entre los padres, y se espera que ambos contribuyan por igual.

Además, el sistema finlandés se basa en la igualdad de género y en la promoción de la participación de las mujeres en el mercado laboral. En este sentido, se considera que la existencia de permisos paternos puede frenar la participación de las mujeres en el mercado laboral y, por tanto, perpetuar la desigualdad de género.

Otro aspecto a destacar es que en Finlandia se promueve la figura del padre como cuidador activo de los hijos desde los primeros días de vida del bebé. Por eso, los padres tienen derecho a un permiso por paternidad de 18 días, que pueden tomar después del nacimiento del bebé.

  ¿Es obligatorio mostrar el DNI al recibir un paquete?

Finlandia renuncia a permisos paternales

En Finlandia, no se utilizan permisos de paternidad obligatorios como en otros países. Esto se debe a que el país confía en la responsabilidad y el compromiso de los padres para cuidar y criar a sus hijos.

Al no haber una ley que obligue a los padres a tomar un permiso de paternidad, muchos padres finlandeses optan por hacerlo de todos modos. Esto se debe en parte a la cultura finlandesa, que valora la igualdad de género y la participación activa de los padres en la crianza de los hijos.

Además, Finlandia ofrece una generosa licencia parental a los padres que les permite tomar tiempo libre para cuidar a sus hijos. Esta licencia se divide en dos partes: la parte de la madre y la parte del padre. Ambas partes suman un total de 328 días, y pueden ser compartidas entre los padres según lo acuerden.

En cuanto a la licencia de paternidad específica para los padres, esta es de 54 días, y se puede tomar en cualquier momento durante los primeros dos años de vida del niño. Aunque no es obligatoria, muchos padres finlandeses optan por tomar esta licencia para pasar tiempo de calidad con sus hijos y contribuir a su cuidado y desarrollo.

La licencia parental generosa y la licencia de paternidad opcional ofrecen a los padres la flexibilidad para cuidar y criar a sus hijos de la manera que consideren más adecuada.

Espero que este repaso te haya aclarado por qué en Finlandia el sistema de permisos de paternidad sigue un camino distinto. Gracias por llegar hasta aquí. ¡Nos leemos!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *