Cuándo es necesario suturar una herida

Si eres de los que se ha dado un buen golpe y te han salido unas heridas, es probable que te hayas preguntado cuándo es necesario suturar una herida. No te preocupes, en este artículo te lo vamos a explicar de forma clara y sencilla. Primero, es importante que sepas que las heridas se pueden clasificar en dos tipos: aquellas que cicatrizan por sí solas y aquellas que necesitan de una intervención médica. En el caso de las heridas que necesitan sutura, el objetivo es cerrar la herida para que pueda cicatrizar correctamente y evitar infecciones. Pero, ¿cómo saber si necesitas una sutura? Te lo contamos todo a continuación. ¡Toma nota!

¿Necesito puntos de sutura?

Si te has hecho una herida, puede que te preguntes si necesitas puntos de sutura. La respuesta no es siempre clara, pero hay algunos factores que debes tener en cuenta.

Primero, ¿cuánto sangra la herida? Si la sangre fluye constantemente, y no para después de 10-15 minutos de presión, es probable que necesites puntos de sutura.

Otro factor a considerar es la profundidad de la herida. Si la herida es profunda y abierta, es más probable que necesites puntos de sutura para asegurarte de que la herida se cierre completamente y se cure adecuadamente.

Además, la ubicación de la herida también es importante. Las heridas en el rostro, en las manos o en las articulaciones pueden requerir puntos de sutura para evitar problemas futuros.

Si la herida se encuentra en áreas como los brazos o las piernas, puede que no necesites puntos de sutura, pero puedes necesitar un vendaje para evitar que la herida se abra aún más.

  ¿Es necesario que el jabón haga espuma?

No te arriesgues a dejar una herida sin suturar, ya que puede causar complicaciones y problemas futuros.

No suturar heridas infectadas

Si te has hecho una herida y ha comenzado a mostrar signos de infección, como enrojecimiento, hinchazón y dolor, es importante que no intentes suturarla por tu cuenta. La razón es simple: la sutura atrapará la infección dentro de la herida y puede empeorar la situación.

En lugar de suturar la herida, es mejor limpiarla con agua y jabón suave para eliminar cualquier suciedad visible. Si hay algo alojado en la herida, como una astilla, debes retirarlo con cuidado con unas pinzas estériles. Después de limpiarla, cubre la herida con un vendaje estéril para protegerla de la infección y promover la curación.

Si la herida es profunda o extensa, es posible que necesites buscar ayuda médica. Un médico puede evaluar la gravedad de la herida e indicar si es necesario administrar antibióticos o realizar una sutura tardía. Si la herida muestra signos de infección, como pus o fiebre, es especialmente importante buscar atención médica lo antes posible para evitar complicaciones.

En su lugar, lávala cuidadosamente, elimina cualquier suciedad visible y cúbrete con un vendaje estéril. Si la herida es grave o muestra signos de infección, busca ayuda médica de inmediato.

Espero que ahora tengas claro cuándo es necesario pasar por aguja e hilo con una herida. Si es una rasgadura seria, mejor que no lo dudes y acudas a un profesional. Para las heridas menores, ya sabes, limpieza y cuidados en casa pueden ser suficientes. ¡Gracias por llegar hasta aquí! Que tengas suerte y, sobre todo, poca necesidad de poner en práctica estos consejos.

  Importancia de un buen calentamiento antes de hacer ejercicio

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *